Blog

La IA es para todos

En estos días, todos hablan de inteligencia artificial. Las posibilidades son emocionantes y aparentemente ilimitadas, pero muchas marcas se esfuerzan por descubrir cómo poner en práctica "posibilidades ilimitadas" de maneras específicas y significativas.

En estos días, todos hablan de inteligencia artificial. Las posibilidades son emocionantes y aparentemente ilimitadas, pero muchas marcas se esfuerzan por descubrir cómo poner en práctica “posibilidades ilimitadas” de maneras específicas y significativas.

Aquí hay tres formas en que las marcas pueden usar IA hoy para mejorar las experiencias de venta minorista en línea y en la tienda para sus clientes.

Personalice las recomendaciones de productos.

Cualquier persona con una cuenta de Amazon está familiarizada con el concepto de recomendaciones de los clientes. Esta aplicación de inteligencia artificial permite a los minoristas ofrecer a los clientes recomendaciones de productos a medida basadas en compras pasadas, historial de navegación y tendencias populares.

Cada vez más marcas aprovechan el poder de la inteligencia artificial para implementar esta capacidad en sus canales digitales, desde sitios web hasta campañas de correo electrónico. Y están viendo resultados. Se estima que el 35% de las ventas de Amazon provienen de la función de productos recomendados.

Aquí hay algunas maneras diferentes de hacer recomendaciones de productos usando AI:

  • Abandono del carro El minorista de joyas Blue Nile hace un excelente trabajo al volver a atraer compradores estancados. Un “sándwich” de correo electrónico abandonado le recuerda al comprador el producto original que dejó en su carrito y hace recomendaciones para productos similares.

  • Segunda venta. Las marcas minoristas pueden usar el proceso de compra como una oportunidad para recomendar productos complementarios a los compradores. Por ejemplo, un minorista de moda podría pedirle a un comprador que compre zapatos que agregue un acondicionador de cuero o un par de calcetines de vestir a su compra cuando finalicen su pedido.

  • Productos “recomendados para ti”. Muchas marcas, como Etsy, ofrecen recomendaciones personalizadas en las páginas de las cuentas de los clientes o las envían por correo electrónico. Si bien hacer recomendaciones precisas requiere acumular datos a lo largo del tiempo, es un componente sólido de cualquier estrategia de mercadotecnia de retención, ya que fomenta y recompensa la lealtad del cliente.

  • Productos similares. Sugerir productos similares facilita que los compradores puedan comparar características y precios.

Utilice experiencias en la tienda impulsadas por datos.

Muchas marcas minoristas están empezando a tomar tácticas en línea, como recomendaciones personalizadas, en sus tiendas físicas. Por ejemplo, si un cliente ha visto un producto en línea y luego entra a una tienda, las marcas pueden ofrecerle una oferta para ese producto o algo similar.

Las marcas pueden usar sistemas de monitoreo en la tienda para recopilar el mismo tipo de información valiosa que proporciona el tráfico digital. Estos sistemas pueden determinar cómo los clientes viajan físicamente a través de su tienda: dónde pasan la mayor parte del tiempo, qué partes de la tienda omiten, incluso cómo reaccionan ante los productos y las pantallas. Las marcas pueden utilizar estos datos para crear experiencias ininterrumpidas, centradas en el cliente e impulsadas por datos, en la tienda, de la misma manera que lo harían con sus experiencias digitales.

El epítome de esto, por supuesto, es el concepto de la tienda Amazon Go, que utiliza el aprendizaje automático para crear una experiencia de venta minorista automatizada y ha generado un gran revuelo. En la tienda Amazon Go, la tecnología AI monitorea el carrito de cada cliente mientras compra, y los factura automáticamente cuando se van, lo que anula la necesidad de esperar en una línea de pago y proporciona a Amazon datos precisos de los clientes.

Sin embargo, hay muchas maneras en que las marcas pueden integrar las experiencias en línea y en la tienda sin tener que salir como Amazon. Aquí hay un par de opciones:

  • Enviar a la tienda Cada vez más marcas aprovechan la oportunidad de combinar experiencias minoristas en la tienda y en línea. Los clientes disfrutan del envío gratis, y las marcas obtienen una oportunidad preparada para una segunda compra . Permitir que los clientes recojan pedidos en línea en una tienda física también alienta a los equipos digitales y en la tienda de una marca a compartir datos y tecnología y perfeccionar la forma en que trabajan juntos, lo que genera mejores experiencias para los empleados y los clientes.

  • Fácil acceso a información y revisiones de productos. Permitir que los compradores accedan inmediatamente a la información del producto a través de un código QR, código de producto o incluso reconocimiento de imagen aprovecha las decisiones rápidas que toman todos los días. Google ha acuñado el término micromomentos para describir estas instancias.

 

Búsqueda de reconocimiento de imágenes

 

Si bien todavía se considera una tecnología emergente, las marcas ya pueden usar el reconocimiento de imágenes para comprender los gustos individuales de los clientes y recomendar productos adaptados a ellos. Pinterest, por ejemplo, usa esta capacidad para mirar una imagen y sugerir contenido similar.

En una situación minorista, esto permite a las marcas ofrecer a cada uno de sus clientes acceso a su propio “comprador personal” digital.

Casi el 60% de los compradores usan su teléfono móvil para buscar productos mientras hacen compras en una tienda. A pesar de no tener tiendas de ladrillo y mortero, Amazon reconoció esto como una oportunidad. Al incorporar el reconocimiento de imágenes directamente en la función de búsqueda de su aplicación móvil existente, Amazon facilita a los compradores la comparación de productos.

Darrell Etherington de TechCrunch señaló: “Al igual que un tordo que pone sus huevos en nidos de reyezuelos y gorriones, Amazon está utilizando los pisos de venta al público de sus competidores para productos de demostración, mientras que aterriza la venta final a través de precios competitivos”.

Como otro ejemplo, IKEA usa el reconocimiento de imágenes para permitir que los compradores tomen fotos de las imágenes en el catálogo de la compañía para extraer información sobre ese producto, intercambiar colores y patrones, e incluso ver cómo se vería el producto en su propia casa.

Los minoristas que reconocen oportunidades en lo que otros consideran desafíos o barreras serán aquellos que logren todo el potencial que la IA ha estado prometiendo durante años.

Fuente: https://www.salesforce.com/blog/2017/12/artificial-intelligence-for-retail.html

Escrito por Pedro Jauregui Gonzalez